IRPF 2019, así son los nuevos tramos de la renta

IRPF 2019

El Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) está pensado para gravar todos los
ingresos que un individuo percibe, ya sea del salario de su nómina, el dinero que se ha ganado
con apuestas, el dinero procedente del alquiler de piso, las indemnizaciones recibidas por un
seguro, etcétera.
Todos estos ingresos son agrupados en diferentes categorías por parte de Hacienda, que
establece unos baremos de tributación que varían en función de si se trata de una renta de
trabajo o de ahorro. Las rentas relacionadas con el ámbito laboral tributan dentro de los tipos
generales mientras que las segundas tienen sus propias escalas y tramos.
En función de los ingresos brutos, que se dividen entre los considerados generales y los de
ahorro, se restan deducciones como las que están enfocadas a la aportación a los planes de
pensiones.
Tomando todos los ingresos y las reducciones se obtiene una base liquidable sobre la que se
aplica el IRPF y que se adapta a la situación de cada persona. Posteriormente, tras aplicar las
bonificaciones y las deducciones, se determina la cuota líquida total, que será la que se tendrá
en cuenta a la hora de enfrentar las retenciones adelantadas.

IRPF progresivo

El IRPF es un impuesto progresivo mediante el cual va aumentando la presión fiscal en función
del incremento de los ingresos. De esta manera los porcentajes de la siguiente tabla, que
establece los nuevos tramos de la renta para el año 2019 se van aplicando de manera
progresiva, lo que hace que la factura fiscal se reduzca de manera considerable con respecto a
lo que tendría que abonar si no fuese así.
Por otro lado se debe tener en cuenta que los tramos tampoco se aplican de manera íntegra
sobre el salario, ya que existen unos mínimos exentos y diferentes reducciones que dependen
de la situación familiar y personal.

Nuevos tramos de la renta 2019

Los nuevos tramos de la renta para el año 2019 son los siguientes:
Base Imponible desde 0 € hasta 12.450 € – Tipo a aplicar (19%)
Base Imponible desde 12.450 € hasta 20.200 € – Tipo a aplicar (24%)
Base Imponible desde 20.200 € hasta 35.200 € – Tipo a aplicar (30%)
Base Imponible desde 35.200 € hasta 60.000 € – Tipo a aplicar (37%)
Base Imponible de más de 60.000 € – Tipo a aplicar (45%)

Teniendo en cuenta estos tramos podrás ir calculando cuantos impuestos debes pagar. Por
ejemplo, para una persona que haya ganado 65.000 euros, pagará por el primer trabajo el 19%
de los 12.450 euros, partida de la que tendrá que abonar 2.365,5 euros.
En un segundo tramo pagará el 24 % de los 7.750 de la diferencia entre el primer y el segundo
tramo, siendo la suma resultante de 1.860 euros. En el tercer tramo se pagará el 30 % de
15.000 euros, que es la diferencia entre el segundo y el tercer tramo, con un total de 4.500
euros.
En el cuarto tramo pagará el 37% de la diferencia entre el tercer y el cuarto tramo, es decir, de
24.800 euros, con un total de 9.176 euros. Por último pagará el 45% de la diferencia entre el
cuarto y quinto tramo (5.000 euros), con un total de 2.250 euros.
De esta forma, sumando todas las cantidades resultados la factura fiscal ascenderá a 20.151,5
euros, casi 9.000 euros menos de lo que tendría que pagar si el IRPF no fuese progresivo,
donde tendría que pagar el 45% de los 65.000 euros, es decir, 29.250 euros.

Share:
Call Now ButtonLlama Ahora
× ¿Cómo puedo ayudarte?